Qué nos enseña la victoria de Ferrari en Malasia

Temas sobre Fórmula 1 que no encajen en otras secciones del foro

Qué nos enseña la victoria de Ferrari en Malasia

Mensajepor Otani » 30 Marzo 2015, 20:29

Qué nos enseña la victoria de Ferrari en Malasia

Sepang fue una carrera digna de las grandes machadas de Maranello

Imagen

La categoría reina del automovilismo es un deporte-negocio-espectáculo (táchese lo que no proceda) curioso. Desde dentro y desde fuera se disparan andanadas continuas al corazón de la especialidad. La última señal de alarma era el dominio arrollador de Mercedes, un equipo que anteayer iba lanzado en pos de ganar todas las carreras del curso y aniquilar cualquier atisbo de interés por el campeonato.

Mientras Red Bull -todavía con sus cuatro títulos mundiales calientes, fruto de la superioridad técnica de sus coches- exigía medidas compensatorias para volver a ganar, Ferrari se arremangaba e hincaba los codos para batir a las flechas de plata con todas las de la ley. El triunfo de Sebastian Vettel en Malasia pasará a los anales porque lo obtuvo jugando con la misma baraja que Hamilton y Rosberg. Solo que con una mano mucho mejor.

Imaginemos por un instante que la F1 hubiera tomado cartas en el asunto de la superioridad manifiesta de Mercedes y hubiera hecho lo que Bernie Ecclestone proponía hace poco: congelar el grupo propulsor de Brixworth y conceder los comodines de evolución solo a los alumnos rezagados, Ferrari y Renault.

¿Cuánto habría valido entonces la victoria de Vettel el domingo en Sepang? Cero.

O, dicho de otro modo, tanto como el doble podio de las Ducati en Catar ese mismo día.

No me gusta mezclar autos y motocicletas porque considero que, aunque todo sean motores y pilotos en pos de la victoria, son disciplinas distintas que no tienen por qué medirse con los mismos patrones. (El fútbol y el baloncesto también son deportes de equipo con jugadores en calzones cortos persiguiendo una pelota, pero nadie mesura su emoción o aburrimiento relativos en relación con el otro.) Pero me parece revelador que el mundial de Moto GP haya pergeñado un reglamento artificioso para crear una falsa igualdad y que nadie diga esta boca es mía. Al contrario, todo son parabienes hacia el buen tino de los promotores.

Seguramente Christian Horner estaría encantado si Renault pudiera utilizar una docena de motores durante la temporada en lugar de cuatro (o cinco) y consumir 120 kilos de Total en lugar de 100. Y, por si fuera poco, con uso exclusivo de las cubiertas Pirelli de color rojo para los Red Bull RB11. Sin embargo, estoy convencido de que -en cuanto hubiera ganado un par de carreras así- incluso él se miraría al espejo y entendería cuál es el valor de dichos triunfos.

Cero.

Imagen

Porque, al fin y al cabo, la F1 es una meritocracia. La historia de la categoría reina se puede relatar enlazando los dominios abrumadores de una serie de equipos, con alguna que otra excepción que no hace más que confirmar la regla. El quid del asunto es arrancar una ventaja sobre los rivales. Aunque sea desleal. ("La ventaja desleal" es precisamente el título de la celebrada autobiografía de Mark Donohue.) Es la combinación de hombre y máquina la que gana carreras. Por eso los equipos grandes buscan a los mejores pilotos y hacen lo imposible por obtener la ventaja decisiva -"desleal" suena a "ilegal", y no es eso- en sus bólidos.

El gran triunfo de Ferrari en Sepang fue precisamente ese: ganar ese día usando las mismas armas que Mercedes, solo que mejor. Ahí reside el valor de la victoria, en haber derrotado a los supuestamente imbatibles W06 el día que las condiciones reinantes -el calor extremo- habían puesto contra las cuerdas al equipo campeón.

Maurizio Arrivabene lleva pocos meses en el cargo de director de la Gestione Sportiva de Maranello, pero ha demostrado que es un hombre de carreras digno de sentarse sobre el mismo suelo que antaño pisó Enzo Ferrari. "Nuestra misión es atacar a Mercedes en la pista, no cambiar las normas".

Eso es lo que da valor a los triunfos. Y por eso el de Vettel en Sepang ocupará en adelante un lugar de honor en los anales. Porque fue una victoria contra pronóstico conseguida a base de velocidad y estrategia.

http://es.autoblog.com/2015/03/30/que-n ... re_twitter

______________________________________________________________________________________________________________________

Articulazo. Dice básicamente lo mismo que vengo diciendo desde Australia hasta aquí. No se puede exigir un cambio de normas, no se puede adulterar la competición en favor del espectáculo. Sobre todo porque la F1 sin competición no es nada, o al menos así lo entiendo yo. La única solución era que un equipo se arremangase (por usar las mismas palabras que el autor del artículo) y se pusiese a trabajar. Y ha sido Ferrari, para sorpresa de muchos incluido yo mismo. Dudé mucho de ellos, pero ya no me cabe duda de que el cambio de rumbo que han tomado es muy acertado. Esta vez no se han dedicado simplemente a hacer rodar cabezas, esta vez han hecho lo que tenían que hacer.
Avatar de Usuario
Otani
 
Mensajes: 5185
Registrado: 22 Marzo 2009, 17:43
Ubicación: Galicia

Re: Qué nos enseña la victoria de Ferrari en Malasia

Mensajepor jdvp » 30 Marzo 2015, 23:58

Y yo que sigo sin creérmelo :? :? :?
Visita mi nuevo blog http://vamosacontarchistes.blogspot.com.ar/ si te gusta, comenta, por favor, risas garantizadas, si no te ries te devolvemos el dinero jejeje
"Si de verdad quieres conseguir algo en esta vida, debes trabajar duro. Y ahora cállate, que quiero oír los números premiados de la lotería..."
- Homer Simpson
Para contactar: jdanielvega@gmail.com y el blog que menciono arriba, suerte compañeros
Avatar de Usuario
jdvp
 
Mensajes: 5355
Registrado: 26 Septiembre 2006, 23:31
Ubicación: CABA Ciudad Autonoma Buenos Aires(Argentina)


Volver a Cajón desastre



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: 0 usuarios registrados y 4 invitados