La pandemia y la Fórmula 1: el gran baile de pilotos

La Fórmula 1 al dí­a.

La pandemia y la Fórmula 1: el gran baile de pilotos

Mensajepor GTO » 01 Julio 2020, 22:07

La pandemia y la Fórmula 1: el gran baile de pilotos
La caída de Vettel y el fichaje de Sainz por Ferrari
Carlos Sainz en una imagen de archivo de 2019 - SoyMotor.com



Seguramente pocos individuos tuvieron un confinamiento tan productivo como Carlos Sainz, que llegó un día al domicilio familiar de Madrid para estar con los suyos y salió del mismo con un contrato firmado con Ferrari para las temporadas 2021 y 2022. Ése fue el movimiento más sonado que se produjo en el baile de pilotos de los meses del Covid-19, en los que se resolvió una parte sustancial de las incógnitas de la parrilla.
La 'silly season' o baile de pilotos del Mundial 2020 ya se intuía memorable desde un principio, pues sólo tres hombres tenían contrato para 2021 al término del Mundial 2019. Eran Sergio Pérez con Racing Point, Esteban Ocon con Renault y George Russell con Williams.



La pandemia y la Fórmula 1: de cancelaciones y nuevos calendarios


Ferrari abrió fuego en diciembre de 2019 y renovó a Leclerc hasta finales de 2024 con una mejora sustancial de sueldo, evidenciando el papel estratégico que en Maranello vislumbraban en el monegasco, que lo tenía todo de cara para heredar la condición de líder que había jugado su compañero Sebastian Vettel, muy cuestionado.

Al poco de empezar 2020, el día 7 de enero concretamente, Red Bull blindó a Max Verstappen hasta finales de 2023. Los rumores le habían llegado a situar en la órbita de Ferrari y Mercedes, pero finalmente el holandés se mantuvo fiel a la escudería de Milton Keynes, convertida en un proyecto casi unipersonal tras los éxitos de los cursos anteriores.

Lewis Hamilton seguía libre y coqueteaba en público en alguna ocasión con Ferrari. El periodista Leo Turrini informó que le dio calabazas a la Scuderia en verano de 2019 convencido de que sólo en Mercedes podría superar los siete títulos de Michael Schumacher. Aun así, su renovación seguía pendiente, como también la de Valtteri Bottas.

Sebastian Vettel no estaba en esa posición de poder. Su contrato de Ferrari expiraba después de dos oportunidades desaprovechadas de pelear por el título en 2017 y 2018, y de ver cómo en 2019 el joven Leclerc se erigía en la nueva referencia de Maranello, privándole del estatus de líder que había tenido desde 2015.

El tercer coche puntero disponible era el Red Bull de Alexander Albon, quien estaba a las puertas de su primera temporada completa con los de Milton Keynes y bajo la lupa constante de Helmut Marko. Aun así, la teórica inferioridad del motor Honda y el efecto gravitacional sobre Verstappen convertían a los austríacos en el destino menos apetecible de los disponibles entre los favoritos.



Parrilla de la temporada 2020 al término del Mundial 2019

PILOTO FC* PILOTO FC*
MERCEDES L. Hamilton 2020 V. Bottas 2020
FERRARI S. Vettel 2020 C. Leclerc 2020
RED BULL M. Verstappen 2020 A. Albon 2020
MCLAREN C. Sainz 2020 L. Norris 2020
RENAULT D. Ricciardo 2020 E. Ocon 2021
ALPHATAURI D. Kvyat 2020 P. Gasly 2020
RACING POINT S. Pérez 2022 L. Stroll 2020
ALFA ROMEO K. Räikkönen 2020 A. Giovinazzi 2020
HAAS R. Grosjean 2020 K. Magnussen 2020
WILLIAMS G. Russell 2021 N. Latifi 2020
*FC: Año de fin de contrato



La primera vez que el nombre de Carlos Sainz se asoció en público a Ferrari fue el 18 de febrero, cuando el reputado periodista italiano Leo Turrini informó de que el español era una de las alternativas que contemplaba la Scuderia si Sebastian Vettel no continuaba, siendo Daniel Ricciardo y Antonio Giovinazzi las otras dos.

En declaraciones a Sky Italia, el mismo Sainz dijo durante los entrenamientos de pretemporada de esos rumores eran "un cumplido" y que "era agradable" saber que lo situaban en esa discusión. Entre bambalinas ya había conversaciones, pero en público cerraba filas con McLaren: "Todo el mundo sabe que aquí me siento como en casa y ya estoy hablando con ellos de cara a 2021".

Sebastian Vettel no quería hablar del tema, pero se le preguntaba al respecto en cada rueda de prensa que ofrecía. Y él tenía que defender que aún sentía motivación por correr y triunfar, en un momento en el que ya existía el runrún de que se había llegado a un cambio de ciclo en la Scuderia. La Fórmula 1 echó leña al fuego convocándole a una comparecencia conjunta con Mattia Binotto el 26 de febrero, codo con codo y sin más protagonistas en la sala.

"Ya hemos dicho en el pasado que Sebastian es nuestra primera opción", dijo Binotto. "Estamos empezando a hablar. Somos conscientes de que termina contrato, pero pronto empezaremos a hablar con más calma. Lo más importante es el proyecto que compartimos y nuestra visión a largo plazo. Estoy seguro de que llegaremos a un acuerdo muy pronto".

Con un lenguaje corporal muy tenso, quizá sintomático de que el futuro se mostraba incierto, Vettel repitió aquel día que quería seguir en Ferrari. Pero lo hizo sin sonrisas ni bromas, lejos de la complicidad y la soltura que mostró en otros tiempos cuando se sabía la referencia de Maranello. En este caso, que a Leclerc le ofrecieran con tanta antelación un compromiso a largo plazo ya significaba algo.

"Es mutuo, lo de la primera opción", añadió Vettel tras las palabras de su superior. "Ahora mismo la prioridad es el coche, es estar seguros de que aprendemos todo lo que podemos. Ahora mismo el futuro no es tan importante, pero llegará un momento en el que trataremos estos asuntos y hablaremos sobre el día de mañana. Ya llevo unos cuantos años, pero todavía me encanta conducir. La determinación y el hambre siguen ahí".

De Montmeló los pilotos fueron a Melbourne, y de ahí a sus respectivos domicilios para confinarse y pasar las peores semanas de la crisis sanitaria del Covid-19. Sainz, que tenía su domicilio habitual en el Reino Unido, optó por regresar a España para estar en casa familiar de Madrid. Y sería desde ahí donde sería testigo de cómo su entorno afinaba las negociaciones con la Scuderia, que acabarían culminando a mediados de mayo.

A finales de marzo, Sky Italia informó de que Ferrari le había ofrecido a Sebastian Vettel la posibilidad de continuar en 2021 a cambio de aceptar una rebaja sustancial de su salario. El teutón dijo que no, pero al menos en la prensa italiana ambas partes se emplazaron a seguir las negociaciones. Dos meses más tarde, trascendería que la Scuderia nunca fue más allá de estas condiciones.



26 de febrero: Binotto dice que Vettel es la prioridad, pero el lenguaje corporal de Seb es tenso durante toda la rueda de prensa



Todo se aceleró y resolvió en la primera quincena de mayo. Con Antonio Govinazzi ya fuera de la ecuación, los dos nombres en liza eran Carlos Sainz y Daniel Ricciardo, si bien el madrileño llevaba la delantera. El viernes 8, Cristóbal Rosaleny y Raymond Blancafort publicaron un artículo al respecto en esta misma cabecera recogiendo la urgencia del momento y argumentando por qué el español era la mejor opción. Y rápidamente comenzó la cadena de anuncios.

El 12 de mayo, horas después de que se filtrara en la prensa alemana, Sebastian Vettel y Ferrari emitieron un comunicado oficial para anunciar que no prolongarían su relación más allá de 2020. Binotto dijo que no existía un motivo concreto para ese final y Vettel que el dinero no había jugado un papel en su decisión.

¿Qué ocurrió en realidad? Que Ferrari ya había decidido que Leclerc era el futuro y que había perdido la fe en Vettel tras años de errores e imprecisiones, atípicas para alguien de su palmarés. Le plantearon seguir, pero con una oferta pírrica que evidenciaba el cambio de ciclo. Se la presentaron por deferencia y respeto, porque merecía tener algo encima de su mesa, pero no porque creyeran en su contribución al grupo. Sabedor de la nueva realidad, Vettel prefirió irse antes que rebajarse.

"Para conseguir los mejores resultados posibles, es vital que todas las partes trabajen en perfecta armonía. Nos hemos dado cuenta de que ya no tenemos el deseo común de seguir juntos más allá de esta temporada. El dinero no ha sido importante en esta decisión, que tomamos de forma conjunta", dijo Sebastian en aquel comunicado.

"Lo que ha ocurrido en los últimos meses nos ha hecho reflexionar a todos sobre nuestras prioridades en la vida", añadió en alusión al Covid-19. "Es necesario usar la imaginación y adoptar un nuevo enfoque para una situación que ahora es distinta. Me tomaré mi tiempo para reflexionar sobre lo que me importa de cara al futuro. Espero que Ferrari consiga todos los éxitos que merece.

Esa misma tarde del 12 de mayo, en SoyMotor.com publicamos que Carlos Sainz y Ferrari ya habían llegado a un acuerdo y que sólo faltaba cerrar los últimos flecos del acuerdo, y que la intención era hacer el anuncio oficial antes de que terminara esa misma semana. También que Daniel Ricciardo se perfilaba como su sustituto en McLaren, que encontraría en el australiano un reemplazo de calidad y caché.

Tras unas horas de nervios e incertidumbre, el día 13 quedó claro que la cadena de anuncios ocurriría ese mismo viernes. Y así, ese 14 de mayo a las 11:33 horas, Ferrari emitió el comunicado de prensa que anunciaba el fichaje de Sainz para las temporadas 2021 y 2022. Media hora antes, McLaren había confirmado a su vez la incorporación de Daniel Ricciardo.


https://soymotor.com/articulos/la-pande ... tos-977567




Inmediatamente surgió la pregunta de quién podía reemplazar a Ricciardo en Renault. La crisis era doble: la marca estaba en apuros económicos y la escudería no rendía. Cyril Abiteboul perdía a su primer espada y se quedaba sin argumentos para defender la continuidad del proyecto en una tesitura tan adversa.

Esa misma tarde del 14 de mayo, en SoyMotor.com servidor publicó un artículo argumentando por qué tenía sentido que Fernando Alonso valorase la opción Renault. Más que los motivos deportivos, dudosos para un proyecto tan frágil, era una convergencia de intereses: Renault tenía que convencer a su junta para justificar su supervivencia y Fernando podía volver a correr en una escudería que de verdad le necesitaba.

En esta cabecera pudimos comprobar que el asturiano seguía atento al mercado, hasta el punto de pensar internamente en el volante de Albon en Red Bull. No renunciaba a la Fórmula 1, a pesar de que en público se hacía el interesante. Y un contexto así, Renault podía ser la última oportunidad de recalar en una escudería que de verdad le necesitara, pues su gancho mediático bien podía justificar el futuro de toda la formación.

El 15 de mayo, la revista francesa Auto Hebdo informó de que Alonso y Renault habían mantenido "conversaciones serias" y que incluso habían firmado un precontrato. Un documento que podía servir para justificar el futuro de la escudería, que estaba más en duda que nunca.

Dos semanas después, al mismo tiempo que Renault presentaba un plan para suprimir 15.000 empleos y solicitaba un crédito de 5.000 millones de euros para lidiar con las consecuencias del coronavirus, la directora ejecutiva interina Clotilde Delbos confirmaba que la escudería seguiría operativa en 2021. Esgrmió el techo presupuestario como motivo para seguir, quizá porque estimaron que el coste de abandonar la Fórmula 1 para regresar al cabo de unos años podía ser mayor que mantener activa la operación.

baile-pilotos-soymotor.jpg

El baile de pilotos: Ferrari no renueva a Vettel y ficha a Sainz; Ricciardo pasa de Renault a McLaren



En mayo cobró fuerza la posibilidad de que Sebastian Vettel recalara en Mercedes. Después de todo, era un campeón alemán y la marca de la estrella un equipo alemán. Y tras tantos éxitos mundialistas, la posibilidad de alinearlo junto a Lewis Hamilton seguro que haría las delicias de Daimler en materia de promoción. Toto Wolff jugó con el rumor, quizá para contener las pretensiones de Hamilton en su renovación, quizá para mantener a raya a Bottas.

Al poco de saberse que Vettel no seguiría en Ferrari, Wolff dijo que el teutón era "un gran piloto y un seguro para cualquier escudería", y que tendría en cuenta su situación contractual a la hora de definir el futuro de Mercedes AMG, aunque la prioridad seguía siendo la dupla Hamilton-Bottas.

El jefe de las flechas de plata se volvió a pronunciar el 4 de junio: "Le debemos a un cuatro veces campeón del mundo que no salgamos y digamos ‘no’. Tienes que pensar en ello, pero, por otro lado, tenemos una alineación fantástica y estoy contento con nuestros pilotos, y con George Russell. Pero puede que uno decida no continuar y entonces tengamos una vacante, de modo que que no quiero decir que no hay ninguna posibilidad de que Sebastian corra para nosotros".

Hamilton y Bottas llegaron al GP de Austria sin haber renovado su contrato. La sintonía entre Lewis y Mercedes era máxima, como probaba que Toto Wolff decidiera cambiar la decoración del W11 para pintarlo de color negro en favor de la diversidad y en repulsa del racismo como condena a la muerte del estadounidense George Floyd en Minneapolis. Un guiño clarísimo a Hamilton, que estaba muy involucrado en la causa, y una forma de mostrarle su compromiso a pesar de que no había nada firmado.

Quien tampoco había movido ficha era Cyril Abiteboul, que mantenía en una incógnita la identidad del segundo piloto de Renault para 2021. A finales de mayo llegó a decir que Fernando Alonso era "una opción", pero a principios de julio enfrió esa posibilidad y se mostró cierta simpatía con Sebastian Vettel, que todavía seguía libre.

Los nombres de Alonso y Vettel también sonaban para Racing Point, que en 2021 se relanzaría como Aston Martin después de que el billonario Lawrence Stroll comprara la marca de coches a principios de 2020. La Gazzetta dello Sport dijo que Fernando y Sebastian estaban en la discusión, pero no se resolvió nada antes de Austria.
Imagen
Avatar de Usuario
GTO
 
Mensajes: 34415
Registrado: 01 Enero 2007, 23:56
Ubicación: al sur del sur, frente al mare nostrum

Re: La pandemia y la Fórmula 1: el gran baile de pilotos

Mensajepor CED » 02 Julio 2020, 01:33

Me gustaría que saliera humo blanco para ver a Alonso en Mercedes plateado o negro.
A Vettel lo veo más complicado y ojalá fiche por algún coche que corra, no solo que ande.
Renault, una incógnita y claro que debe fijarse en Alonso, como no, si tuvieron gran éxito hace años.
¿Mclaren con Ricciardo? Buen cambio.
Ferrari con Leclerc y Sainz...un equipazo.
Racing Point o Aston Martin, incógnita aún y un Pérez que al parecer pasará más con pena a que con gloria por la F1, un año más. De Niño Stroll aún se espera algo.
Alfa Romeo, nombre histórico para coches pintados bonitos, pero ¿algo más?
Alpha Tauri y Haas, ¿qué serán capaces de mostrarnos?
Red Bull seguros en la lucha, más por Max y su hambre de ganar.
¿Y Williams? Mal veo a la escudería de sir Frank.
CED
Imagen
Avatar de Usuario
CED
 
Mensajes: 10211
Registrado: 03 Junio 2009, 23:04
Ubicación: Santiago - Chile


Volver a Noticias



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Majestic-12 [Bot] y 4 invitados

cron